My Roombud

Los mejores robots de limpieza

Kuri, el nuevo robot doméstico

Durante dos años Mayfield Robotics ha estado trabajando en algo. Un robot del que habíamos oído hablar. Algo útil para el hogar. No un robot aspirador. Sin pantalla, pero con cara.

Sin apenas información (pública) sobre este robot secreto, lo que nos mantuvo interesados fue el equipo: El director técnico y cofundador Kaijen Hsiao pasó casi cuatro años en Willow Garage, y la cofundadora y directora de operaciones, Sarah Osentoski, dirigió proyectos de investigación y desarrollo de robótica en Bosch durante cuatro años, incluido el trabajo con el programa beta de Bosch, PR2.

Kuri, el nuevo robot doméstico

Y con la financiación de la Plataforma Startup de Bosch, Mayfield ha sido capaz de contratar a un equipo de 40 personas, en sólo un par de años, sin hacer ningún anuncio público en absoluto.

Hoy si sabemos de lo que se trataba, Mayfield presenta a Kuri, un robot inteligente para el hogar. Kuri mide medio metro, pesa unos 6 kilos y está diseñado con personalidad, conciencia y movilidad, lo que agregará una chispa de vida a cualquier hogar.

Kuri cuenta con una tecnología bastante sofisticada. Además de las características esperadas (una cámara, micrófono, altavoces y sensores táctiles), Kuri también tiene una especie de "matriz de sensores láser" que utiliza para la detección de obstáculos, la localización y la navegación.

Si Kuri puede hacer un mapeo de la casa y luego recordar donde están las cosas, sería muy hábil, y estamos deseando ver cuanta autonomía tiene, aunque ya sabemos que por lo menos funciona un par de horas, y cuando se le agota la batería, se va a recargar de forma autónoma a su base de carga, igual que los robots aspiradores de los que ya hemos hablado del roomba.

Además de que se pueda mover, lo que hace único a Kuri es el hecho de que no tiene ninguna pantalla (además de una luz que cambia de color en el pecho), y que no intenta hablar contigo, como Pepper o Jibo hacen.

Reconoce la voz, pero Kuri no habla. Para comunicarse con nosotros utiliza una gran variedad de ruidos y su expresiva cabeza y ojos. Esencialmente, es como R2-D2, lo que significa que se puede comunicar perfectamente sin emitir palabras.

Esta idea está bien, porque gran parte de lo que nos frustra con los robots de inteligencia artificial, es su incapacidad para responder confiablemente como un ser humano. Cuando algo habla, no puedes evitar esperar que se comunique como lo haría un humano, y cuando falla, es muy molesto. Kuri suprime esto para que no sea tratado como a un humano.

¿Qué funciones tiene Kuri?

Se podría decir que es una toma de contacto con la tecnología. Kuri puede entender el contexto y el entorno, reconocer a personas y responder a preguntas con expresiones faciales, movimientos de cabeza, y sonidos únicos y adorables. Su personalidad y habilidad para conectar son sus mayores atributos.

Una cámara HD incorporada hace que puedas vigilar la casa o las mascotas mientras estás ausente. Gracias a sus micrófonos, altavoces duales de gran alcance y Wi-Fi + Conectividad Bluetooth, puede reaccionar a los comandos de voz o ruidos, poner música, leer a los niños un cuento antes de dormir o reproducir podcasts mientras tu haces otra cosa.

Se puede programar fácilmente otras tareas y capacidades IFTTT para conectarse dentro de las casas inteligentes. Lo que Kuri tiene a su favor, es la simplicidad y, lo más importante, la movilidad. Por ahora Kuri tiene un precio de 700 dólares y estará disponible para el verano de 2017.